Blogia
La cábula

Aire de Caín

Alfonso López Corral

(Fragmento) 

I
 
Nada nuevo para contar.
Allí está el árbol
su fruto prendido arriba
disperso
oculto en sombríos colores
que delinean su tallo.
Su temporal, en el vientre,
delinea anillos rasos.
No se va el árbol;
su fruto a veces.
Sobre las hojas pulso de leche
rocíos tactos que omiten
febriles venas que huyen.
Es una, las manos,
siente el fruto
segundos antes de caer.

                                         

II

Los árboles no existen de noche                                                                                                        

no obstante
hay quienes
aún entonces buscan su sombra.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Ía -

Porque los colores, luminosas máscaras.

Omar Bravo -

y por qué flor oscura? por qué no luminoa flor? por qué no brillante cascabel que la madrugada sorprende agitándose, tímidamente, entre la fronda?

Iván Ballesteros -

esa música de flama que se le va desprendiendo a los árboles, llega entre la mala yerva que es el día, llega como un poema, éste.

Ía -

un árbol no es su sombra
aunque pudiera
si el pájaro
oscura flor que vuela
lo llenara de agujeros
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres